Dropshipping

RAZONES POR LAS QUE COMENZAR TU NEGOCIO DROPSHIPPING ESTE 2020

¿Te planteas dar un giro a tu vida profesional montando tu propio negocio? Si estás pensando en algo que no requiera una gran inversión inicial, que esté relacionado con internet y que te permita ser tu propio jefe, seguro que te interesa saber en qué consiste el dropshipping. Si nunca antes has oído hablar de esta nueva forma de entender el comercio electrónico, no te pierdas este artículo. Entre otros motivos, porque vamos a explicarte las principales razones por las que deberías lanzarte ya a montar tu propia empresa de dropshipping.

 

QUE ES EL DROPSHIPPING

 

Es evidente que hablamos de un tipo de empresa que se dedica al e-commerce. La singularidad de esta fórmula es que operas como un  minorista pero sin tener que mantener un stock de productos. Es decir, quien comercia no tiene contacto alguno con el producto, intermedia entre el cliente y el proveedor por lo que te evitas el almacenaje, embalado y envío.

No es un sistema perfecto, sobre todo, porque tu margen de beneficio es más ajustado. Pero, el riesgo que corres es aún menor. El dropshipping es aún más cómodo y seguro si te asocias con una plataforma fiable, que se ocupa de dar forma a tu tienda online y te permite disponer de un amplísimo y variado inventario de productos por una mínima cuota que puedes calcular tú mismo y ajustar a tus necesidades.

 

MÍNIMO COSTE INICIAL

 

De hecho, ya te hemos avanzado uno de los principales motivos por los que te conviene iniciarte en esto del dropshipping. Está claro que uno de los mayores frenos para los emprendedores no es la falta de ideas o proyectos, ni el miedo a trabajar duro, el problema es que la mayor parte carecemos de un capital inicial para montar un negocio convencional. Y, mucho menos, disponemos de liquidez para afrontar esa primera etapa o comprar un stock de partida.

 

UN AMPLIO CATÁLOGO Y UNA GESTIÓN CASI INMEDIATA

 

No solo te ahorras gastos iniciales, también de funcionamiento y mantenimiento. Por ejemplo, si hablamos de moda, no tienes que pensar en tallas o colores, el proveedor es el que se ocupa de tener el máximo abastecimiento. También puedes incluir novedades que te diferencien de la competencia sin que te suponga ningún esfuerzo, salvo hacer que su imagen aparezca en tu catálogo.

 

TÚ DECIDES Y TRABAJAS DESDE CUALQUIER LUGAR

 

Con el dropshipping no se puede ser más autónomo. No es que seas tu propio jefe, es que todas las decisiones las tomas tú. Eso te permite ir adaptando tu negocio según vas teniendo feedback con los clientes. Y, aunque lo mejor es que te pongas límites en lo que se refiere a horarios y descanso, lo cierto es que puedes llevarte la empresa contigo a cualquier parte. Basta con tener una conexión a internet y un dispositivo.

 

UNA EMPRESA LOCAL CON IMPLANTACIÓN INTERNACIONAL

 

La globalización no es el futuro, es ya desde hace tiempo puro presente. Para cualquier negocio basado en las ventas es una increíble ventaja llegar, sin esfuerzo o inversión extra, a todo potencial consumidor, tenga donde tenga su residencia. Solo tienes que asegurarte de que tus proveedores envía a todos los países.

Además reducir al mínimo tus gastos, sobre todo si te aprovechas de los excelentes planes y servicios de plataformas como DropiShop, también ahorras en tiempo. Esas interminables y tediosas gestiones administrativas de una empresa convencional, prácticamente no existen en una empresa de dropshipping. No solo porque no necesitas revisar inventario u organizar tu almacén, es que la mayor parte del funcionamiento está automatizado. Incluso en el caso deseable de que el negocio prospere y aumenten tus clientes, la carga de tu trabajo no se incrementa en la misma proporción. ¡Únete a esta revolución en el mundo de las ventas online!